Monique Facuseh



Menciona a:

Raúl Gómez Jattin
Giovanni Quessep


Mencionada por:

Hernán Vargascarreño


Bio/Biblio

Monique Facuseh nació en Santa Marta, Colombia, en 1964, descendiente de padres palestinos. Es intérprete de piano clásico y Administración de Empresas Turísticas egresada de la Universidad Jorge Tadeo Lozano de Cartagena. Adelantó estudios en Filosofía y Letras en la Universidad Santo Tomás de Aquino de Barranquilla. Se desempeña como profesora de piano e inglés. Fue cofundadora de la Fundación Poetas al Exilio. Libros de poesía publicados: Interno (1992), Ciudad al Fondo (1995), Entre Tonos (1998).  Su poemario Lianas  ha sido publicado online en agosto del 2009.




Poética

Definir la poesía es un mandado nada fácil. No escribo nada que no me distinga. La palabra cerca o abre. Traduce y también embiste. Poesía Dios. Poesía lo imperfecto que somos y lo hermoso de saberlo. Poesía la ostia. El pan de cada día. El horizonte y el misterio. A ella me entrego y en ella reposo. A la poesía, ese asombro, le estoy agradecida.




Poemas


ADAGIO

Ahora que llueve
y el cielo es oscuro
una sonata de agua ronda
De algún lugar la memoria vuelve
como una herida
que no cesa
En esta hora de humedad
el sol se inclina
leves caen las centellas
graves sus acordes de luz
La vida ora en el pentagrama
como un lamento que no redime
La ausencia llueve la tarde
¿Quién sabrá del resplandor del ángel?

::


ENÉRGICO

Estamos
en la medida
en que sentimos
El corazón deshecho
es equipaje inútil
Ajeno es el tiempo
Al fin y al cabo
lo que nos es dado
tampoco es nuestro

::


POCO ANIMATO

Miro a lo lejos
la tarde que cae
antes de tiempo
Alguna vez así
partió mi padre
Quizás yo aún
no he dejado
de caer

::


Hay un fondo que
le aguarda.
Sea de dicha o llanto
su prisa apunta a la vaguedad.
Lento el deseo de
su vana gloria.
Pulso o desencanto
bajo el sol de su destino.
Paraíso o mentira
su cielo innegable,
al fondo.

::


EL EXTRANJERO

Despierta.
Aún conserva el rostro ajado de la noche que le
vio diluirse entre humo y luces.
Su mirada desnuda impaciente cada recodo del lugar.
Está solo.
Kilómetros de distancia despejan el miedo que a
menudo logra perturbarlo.
Se abre paso a la mañana cegando sus ojos ante el sol verdugo.
Ladea su rostro una y otra vez gimiendo acosos e imposibles.
Patea su destino.
Ahora vaga con un dejo de abandono
con el justo fin
de hallarse un cupo en la memoria.

:: Imprime esta entrada

2 Comentarios:

Jacko comentó sobre esta entrada, así...

Monique Facuseh, una voz que desconocía y que agradezco encontrar, una voz que suena a nostalgia, a mar, y a noche estrellada.

Cíclopa comentó sobre esta entrada, así...

muy muy buenos,

un abrazo,

cíclopa