Salomón Blanco Negrette




Mencionado por:


Jacko

Menciona a:

Daniella Emiliani Sanz
Mónica Triana
Miller Guzmán


Bio/Biblio

1985. Nace en el momento que ve a Clara Genes, su abuela. De ahí cree que el mundo es Montería y no ha dejado de creerlo. Cursó la Primaria en el Colegio Americano de Barranquilla y no terminó el Bachillerato en el Diocesano Juan Pablo II. Recorrió Gran parte del país vendiendo artesanías, no era hippie estaba descubriendo las letras. Finalmente el poeta bogotano Federico Cóndor le dijo “ya no estás escribiendo porquerías” y lo puso a recitar en varias partes de la capital del país. Estudia Comunicación y Periodismo; por el momento espera que sea viernes y que le den pie para largarse.


Poética

¿A qué le escribo? A lo que me da asco tocar.
¿Qué es la poesía? La poesía es una prostituta casta, una almohada de agujas, un beso en la aventura del olvido.
La poesía no le importa a nadie, excepto a Robert Graves y a mí; y a usted que se atrevió a leer esto y aunque viva para contarlo, no lo hará.


Poemas


Dos puntos

Rueda los dados y verás
El tres que ríe o el uno que calla
El cinco de la ganancia
El seis que pasa
Eres vaso que despeja mi garganta
al tragar el ron de la discordia
El vértigo se esparce en la espera

Tira los dados en el vaso,
No flotarán
Sabrás que corren una o dos gotas
Que manchan la madera
Quiza un cuatro o una cara
A punto de la victoria.

::


En soledad

Alargarse y encogerse en son de las ganas
Meterse en la cabeza
Revisar el pasado
Saludar al odio
Aguzar el oído
Silenciar el tiempo
Agua en aljibe, luego en un vaso.
Ser el mismo con los demás
Ser cóncavo
Ser convexo.

::


Sin preguntarme me obligaste a morir
A respirar polvo
Ahogarme por el humo de los carros
De cursilería en la televisión
Vicios que me persiguen como zorra de caza

Me cansé de ser un gato doméstico
Mendigando cariño
Zigzagueando comida entre las piernas de mi amo
Ser demonio en el infierno no tiene sentido

Me formé de canciones
De no ser el diminutivo de esta poesía universal
Veo las cosas sencillas que siempre han estado
La lluvia apaga el fuego y enciende la vida
El mar es un inodoro de grandes esperanzas
La ciencia no tiene cura para sí misma

Me hiciste nacer y conocer
En la inmediatez me obligas a morir

:: Imprime esta entrada