Flóbert Zapata



Mencionado por:

Antonio María Flórez
(En Las Afinidades Electivas - España)
Walther Espinal
Adrián Pino Varón
Lukas Gutiérrez Montoya

Menciona a:

Jorge Cadavid
Gustavo Adolfo Garcés
Leandro Loaiza Largo
Felipe Agudelo Hernández
Ibán de Jesús Alarcón
Pilar Martínez
Wadis Echeverri Correa


Bio/biblio

Nació en Filadelfia, Caldas, Colombia, en 1958. Es autor de los poemarios Copia del insecto, (1991); Después del colegio, (1994); Declaraciones, (1999); Ataúd tallado a mano, (2005); del volumen de ficción súbita La bestia danzante, (1995). Ha obtenido los siguientes reconocimientos: Universidad de Antioquia, 1993; Ciudad de Chiquinquirá, 1999; Antonio Llanos, 2001. Fue finalista del Premio de poesía del Ministerio de Cultura en las ediciones 1997, 2001 y 2002.


Enlaces recomendados por el autor:

http://musalevis.blogspot.com/


Poética

La poesía no cambia este mundo en que vivimos, cuyo centro es el dinero y con el cual tiene que ver lo mismo que el agua con el aceite, sino que propone otro. Señal de él son las creencias orientales centradas en el ser, no en la materia. Se trata de una política y una ética superiores, distantes de cualquier contingencia histórica, que buscan algo más osado que cambiar las circunstancias concretas y derivadas: transformar al hombre mismo.


Poemas


DE HOMBRES CANSADOS

Sólo háblanos vida esta noche
de hombres cansados.
De aquellos que tanto murieron
y están esperando.
De dientes que mascan sin ansia
la flor del cadalso.
De sueños que imitan con huesos
la estela de un barco.
Sólo háblanos vida de noches
en cuerpos humanos.
Sólo háblanos vida esta noche
de cómo nos has engañado.

::


VIDA

¿Si ya era calavera
por qué está ensangrentada?,
¿Por qué otra vez manchada
si la esperanza era?
Buscaba una bandera
sin saber qué buscar.
No pudiendo matar
ayer la primavera
ha escarbado la fiera
bajo la luz lunar.

::


DESDE COLOMBIA

Fue usted don Pablo Neruda
un poeta de los buenos.
Me conozco todo Chile
aunque nunca vi un chileno.

Todo cuanto sé del mundo
lo conocí de sus versos;
usted les daba su voz
pero los firmaba el pueblo.

Fue tanto su amor a Chile
que Chile lo va siguiendo.
Entrar en su geografía
es como entrar en su pecho.

En usted hallaba luz
todo lo que iba naciendo.
A Chile usted fue a nacer
pero su patria es el viento.

Sus versos están tan vivos
que sobran los monumentos.
Los del Canto General
ya nunca saldrán de adentro.

Que lento fue su llorar
cuando Allende estaba ardiendo.
Desde entonces la esperanza
rodó triste por los puertos.

Fusiles desde la tierra.
Bombarderos desde el cielo.
Callaron todos los pobres.
El cielo aun guarda silencio.

::
Imprime esta entrada