Ana Sofía Franco



Mencionada por:


Jacko



Menciona a:

Alethia - Mercedes Mejía Meléndez

Carlos Patiño
Darío Jaramillo Agudelo
Fredy Yezzed López
Jacko


Bio/biblio


Cali, 1978. Comunicadora Social – Periodista (Universidad del Valle). Realizadora audiovisual. Más lectora que poeta.
Sin publicaciones. Con no más de cinco lectores fieles de lo poco que escribe, cuando se le hace imposible dejar que las palabras sigan su camino en busca de otro autor.


Poética

La poesía es la única forma de hacer legible la vida. Los únicos destellos de realidad – cuando todo lo que me rodea deja de ser etéreo e inasible - los he tenido cuando ella viene a mí.


Poemas


Cotidiana

Detrás de la mujer de las sonrisas
la del brillo fatal en la mirada
existe una mujer desconocida
existe una mujer no imaginada

es la que se levanta cada día
hecha por dentro y fuera una maraña
la que prepara el café medio dormida
y con susurros saca al hijo de la cama

es la mujer de guantes amarillos
para lavar barrer trapear la casa
la que puede perderse en un poema
y a su sueño le ganan las palabras

la que siempre al descolgar la ropa limpia
encuentra un par de medias que no encaja
como no encaja el alma en la que existe,
detrás de la mujer de las sonrisas
y de la juguetona carcajada.

Detrás de la mujer que te seduce
o finge acaso ser la conquistada
la que te envenena el cuerpo
y te contamina el alma
existe una mujer que desconoces
mujer, madre imperfecta, hija, hermana

la que trabaja, sabe tres recetas
y no puede dormir sin dos almohadas

mujer diaria
la de siempre

cotidiana.

::


Él tenía un árbol de grosellas

Quizás por ocio o por casualidad
él sembró un árbol de grosellas
- qué digo sembró –
colocó algunas semillas
en un vasito plástico.
Desechable.
Y lo olvidó.

Después de unos meses
su padre le presentó a su hijo – árbol de grosellas
tenía tallo y hojas verdes
y no cabía en su matera.
El padre lo había transplatado
y le preguntaba qué haría con él
pues para sembrarlo en tierra
no había lugar en el patio.

Quizás por ocio o por casualidad
él sembró un amor
- qué digo sembró –
colocó algunas palabras y besos
en un corazón. Plástico.
Desechable.
Y terco.

Después de unos meses
el amor no cupo en el corazón – matera.
La dueña le preguntaba qué haría con él
pero para sembrarlo
no había lugar ni había tierra.

Él tuvo un amor.
Él tuvo un árbol de grosellas.


::


Malas intenciones


Claro que tengo algunas intenciones.
Las peores. Todas malas.
Comenzaré deslizándome en tu vida
sin que apenas lo notes
un e-mail
un beso
una llamada

Cuando te enteres será tarde
y habré arruinado esa soledad
que con ahínco convertiste
en dueña y señora de tu casa
dispondré de tu aire
tus pantuflas
y tres cuartos de tu cama
elegiré tu ropa, el desayuno
tu cena y tu pijama
estorbaré en tu baño
invadiré tus cajones
y aunque no esté
me encontrarás en cada rincón de tu casa
convertida en almohada
cepillo de dientes
pinza para el cabello
muñeco de peluche
gato de porcelana.

Te sentirás asfixiado
de la casa hasta el trabajo soñarás
con tu nueva vida sin mí
tus viajes
tus libros
tus mujeres
las noches de insomnio en tu adorable soledad
tu vida, la de antes.

Te defenderás con uñas y dientes
para no entregar tu alma
cada vez que te haga el amor
y desearás con todas tus fuerzas
que me muera
que me esfume.
Te volverás irritable
y evitarás mis caricias
mis besos.
No leerás mis palabras.

El silencio inundará el espacio.

Entonces me iré
con mi cepillo de dientes
tus pantuflas
mi almohada.
Te quedarás con tus libros
y el gato de porcelana.
Luego vendrá un silencio más hondo.
Dirás que eres feliz y respirarás
con el aire que ahora será tuyo.
Sin embargo
encenderás el televisor para saber en qué va
mi telenovela de la noche
y justo en los comerciales
solo en tu sofá
te invadirá un malestar inexplicable
irás a la cama y darás vueltas
se te hará demasiado grande
buscarás cualquier voz en el teléfono
y te decepcionarás de lo fácil que será
asombrar o hacer reír a alguien.

Extrañarás mis malas intenciones
y entonces quizás entiendas
que ya no puedes dormir
comer
leer
hablar
respirar
soñar
ni ver la telenovela de la noche

si no es conmigo.


::

Imprime esta entrada

6 Comentarios:

Jacko comentó sobre esta entrada, así...

Como siempre, me quito el sombrero ante tus palabras, me hablan de una vida interior muy fuerte, la misma que me hizo escribir aquel "Ana se pasea por la Universidad / ella no sabe que la observan..." (¿Te acordás?), un saludo.

Jacko comentó sobre esta entrada, así...

Nueva foto, nuevos poemas, nuevas experiencias, ¡¡¡cuánto compartimos!!!

Veo que "A bordo" de Klety Sotiriadou te movilizó algo refundido...

Te quiero

carlos comentó sobre esta entrada, así...

Cuánta inspiración en tu poesía Ana, sencilla y profunda, dulce y reflexiva. Me encantó

Fundación Camino hacia la luz comentó sobre esta entrada, así...

Gracias por tu comentario...

Roy Dávatoc comentó sobre esta entrada, así...

"Mujer que puede perderse en un poema"

Saludos, desde el Perú.

Anónimo comentó sobre esta entrada, así...

¿como leo mas de ti? me has fascinado